Logo Pistachos Selectos

GUÍA PRÁCTICA DEL CULTIVO DEL PISTACHO

BLOG PISTACHO SELECTO

Desde PISTACHOS SELECTOS, en este nuevo post semanal, os queremos en forma de guía abreviada, resumir las etapas más importantes del pistacho, teniendo en cuenta sus características agronómicas. Desde la elección del área para su mejor plantación, hasta la obtención del fruto.

ETAPAS EN EL ESTABLECIMIENTO Y CONSOLIDACIÓN DE UNA PLANTACIÓN:

  • ELECCIÓN DE LA ZONA DE PLANTACIÓN:

Las zonas más óptimas son las de inviernos fríos, veranos largos y caluroso, con una humedad relativa baja.

Mayo poco lluvioso, con bajo riesgo de heladas. Aunque a esta especie le agradan los suelos de textura franco-arenosa, cualquier textura le iría bien siempre que no se encharque con facilidad.

  • PORTAINJERTO:

Para todas las zonas se aconseja Pistacia Terebinthus (Cornicabra).

En el caso de suelos con Verticilium podría optarse por UCB1.

  • RESERVA DE PLANTA EN VIVERO:

Tanto si la plantación se realiza injertada como si se realiza sin injertar la planta se debe reservar con antelación y exigir al vivero su identificación y procedencia (pie y cultivar).

  • PREPARACIÓN DEL TERRENO:

Uno o dos meses antes de la plantación se dará un pase cruzado de topo o subsolador por toda la superficie.

  • MARQUEO DE LA PLANTACIÓN:

El marco más apropiado es de 7*7 m, siendo el mínimo aconsejado 6*4 m. Si el terreno es de secano tenemos que ir a marcos más amplios.

Unos días antes de la plantación se dará un pase de vertederas sobre la hilera donde vayan a ir los árboles y se fijarán los lugares donde irán los plantones con una estaquilla.

  • ABONADO:

Es aconsejable un abono de fondo a base de Estiércol Ecológico 10-15 Kg./árbol, incorporándolo en el momento de la plantación. Sin que toquen directamente.

En suelos poco fértiles se ha llegado a añadir 20-30 Tn/Ha meses antes de la plantación.

En suelos de mayor profundidad con proporción elevada de arena, las cantidades anteriores se incrementarían a 40-60 Tn/Ha.

  • PLANTACIÓN:

Donde anteriormente hubiéramos colocado una estaquilla, tras el pase de vertedera, la retiraremos e iremos colocando la planta. La proporción de enterrado debe ser, como máximo, dos o tres centímetros por encima de la superficie del cepellón. Dejaremos la planta lo más recta posible por tierra para evitar aireaciones en raíces. A continuación aplicaremos un riego de asentamiento.

  • CUIDADOS HASTA EL INJERTO:

Durante los meses de verano se aplicará un riego cada 10 días con 10-20 litros por árbol. Eliminaremos las malas hierbas y colocaremos los protectores para evitar ataques de animales.

  • SEÑALIZACIÓN DE LOS PIES A INJERTAR CON EL/LOS CULTIVAR/RES MASCULINO/S.

 

  • INJERTO:

Los cuidados del pie antes del injerto son los siguientes:

  • Eliminación de malas hierbas (buenas prácticas de laboreo).
  • Riegos de Apoyo frecuentes en verano en plantaciones de secano hasta el prendimiento del injerto.
  • Eliminación de retallos o renuevos (ramas laterales que salen entre el suelo y los primeros 20-30 cm de altura del tronco).
  • Inicialmente no serán necesarios los tutores, siempre que hayamos plantado los porta-injertos rectos. Ni tampoco protectores salvo que haya problemas con animales roedores. Si los hubiera deberían de ser aireados biselados y de cierta altura para evitarlos.

El injerto se realizará con la modalidad de yema (T, escudo, escudete, etc.). Las yemas para injertar deben proceder de pies madres, árbol podados en pulgares para coger yemas de ellos todos los años.

El injerto se efectúa uno o dos años después de la plantación, cuando el pie posea unos 20-30 cm de altura y posea unos 12 mm de diámetro injertadas se realizarán cada 20 días aproximadamente, volveremos a injertar el árbol por debajo del injerto anterior en el caso de no finalizara el injerto a mediados del mes de septiembre cuando cueste separar la corteza del pie.

  • ENTURORADO:

Se suelen utilizar tutores desde 1,70 a 2 metros de altura que no dañe el árbol tras la acción del viento.

  • CUIDADOS DE LA GUÍA:

Tras un año de desarrollo la guía habrá adquirido la altura necesaria para que podamos iniciar la poda de formación. Esta guía se dejará tan solo los bajeros y los retallos que salgan del propio pie y mientras no sobrepase la altura exigida para su pinzamiento, esperamos siguiente.

  • PODA DE FORMACIÓN:

MACHOS: se cortará la guía cuando llegue a 2-2,5 metros aproximadamente y solo se dejarán las yemas de los últimos 30-40 cm. Por altura eliminaremos todas las yemas hasta el suelo.

HEMBRAS: cuando esa guía llegue a los 2.5 m de altura se cortará, eliminando a la vez y siempre en invierno, las yemas de los 10 cm, es decir, entre 1,70 cm y 1,80 cm. Los primeros 1,20 cm de altura también deben desyemarse, aunque esta operación podría hacerse con las yemas hinchadas en primavera o con las yemas recién brotadas. Únicamente deben quedarse yemas en un espacio de 50 cm, entre el 1,20 cm y 1,70 cm. A lo largo de esa longitud elegiremos las tres mejores situadas que, posteriormente, darán lugar a las tres ramas principales.

  • RIEGOS:

En un primer momento de plantación e incluso hasta después del injerto, puesto que la planta es pequeña, es suficiente con 1.000 m3/Ha de 4 l/hora situados a unos 15-20 cm del árbol hasta llegar a 75-100 cm del árbol. Al tercer o cuarto año de plantación es conveniente 30-40 l/planta cada 3-4 días para favorecer el crecimiento.

  • CUIDADOS ANUALES:

Los cuidados que necesita una plantación adulta son escasos. Realizaremos pases cruzados de cultivador al año entre 4 o 5 lo más. Además realizaremos poda de limpieza para darles la máxima aireación posible.

  • PLAGAS Y ENFERMEDADES:

Una de las plagas que tienen mayor importancia en árboles de pequeña edad sería la CLYTRA (LABIDOSTOMIS LUSITANICA), un coleóptero que puede desfoliar un árbol en 24 horas.

De las enfermedades sería el Verticilium Dhaliae, de ahí el control que se hace del terreno antes de las plantaciones, ya que aparecerían anteriormente hubiese habido huerta.

Se recomienda quemar todas las ramas y racimos secos del árbol que hayan estado afectadas por plagas o enfermedades.

Durante la primavera y otoños húmedos se aplicarán tres tratamientos preventivos, a base de cobre, en la fase de hinchazón de yema, de recolección en octubre y el último en noviembre, cuando la caída de la hoja sea del 50% aproximadamente.

  • RECOLECCIÓN:

El momento idóneo para su recolección se identifica porque el mesocarpio (pellejo) se vuelve opaco, separándose fácilmente del endocarpio.

La plena madurez del fruto se llega en variedades tardías a mediados de septiembre y en variedades tempranas a mediados de agosto.

La recolección se realizará mecánicamente, de forma idéntica a la realizada en los cultivos como el olivo o el almendro. La cosecha a unas tolvas donde los frutos con el pellejo se llevarán a una peladora. Todo lo que se coseche durante el día debe ser pelado por la tarde y debe disponer de un secadero de acuerdo a sus necesidades.

 

Fuente documental: El cultivo del pistacho.

CATEGORIAS DE LOS ARTICULOS PUBLICADOS:

ETIQUETAS DE BUSQUEDA POR CATEGORIAS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Novedades

¿En qué podemos ayudarte?

Contacta con nuestro equipo y resolveremos todas tus consultas.
Ir al contenido